El pasado jueves, 30 de diciembre de 2023, dentro de las jornadas de intercambio para entidades sociales que trabajan en la barriada de El Puche en Almería, tuvo lugar por parte de la ONGD “Mujeres en Zona de Conflicto” (MZC) la presentación del Sistema de Alerta Temprana de delitos de odio.

Esta herramienta de detección, prevención y denuncia de los delitos de odio y xenofobia ha sido desarrollada por MZC dentro del proyecto “DENUNCIA-PROPONGO. Activando la participación-acción de adolescencia y población extranjera del sur global para que actué ante narrativas racistas, xenófobas y todos los delitos de odio asociados, en el mundo virtual/ real combatiendo la infradenuncia. FASE II”, que financia el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones cofinanciado por fondos de la Unión Europea (Fondo Social Europeo +) y que da continuidad al proyecto ejecutado en el año 2022 (cuya resumen se puede encontrar AQUÍ.)

En un espacio colaborativo y de trabajo en red, se compartió la buena práctica relacionada con el análisis social situado desde un enfoque de género ante situaciones de racismo y xenofobia en zonas en situación de vulneración social como son El Puche y El Ejido. Se explicó el proceso de construcción de la herramienta de sensibilización, conocimiento y denuncia cuyo resumen se puede encontrar EN ESTE ENLACE y en la página del proyecto.

Nuestro objetivo con esta herramienta ha sido mejorar la intervención de los agentes sociales que trabajan en las Zonas en situación de Vulnerabilidad Social de la provincia de ALMERÍA (ciudad y provincia) para facilitar el establecimiento de medidas de prevención y detección precoz de delitos de odio por racismo, xenofobia e intolerancia asociada con población inmigrante desde un enfoque de género e interseccional y promover la denuncia de dichos delitos y la implicación de la sociedad en su erradicación trabajando en los tres niveles de sensibilización, capacitación y acción.

Esta herramienta de innovación social incluye una batería de indicadores, consensuados con los propios agentes de las zonas, un sistema de gestión de datos interno y un procedimiento de denuncia que envía mensajes automatizados a responsables sociales y políticos de las zonas con objeto de hacerles un llamamiento a la actuación. La experiencia, valorada muy positivamente, se compartirá a agentes de otros territorios y se escalará y replicará en otras zonas del territorio nacional en situación de vulneración social durante el próximo año 2024.